La salud de las encías

Tan importante como la salud de nuestros dientes lo es la salud e integridad de las encías. La presencia de la placa bacteriana o el sarro pueden desencadenar enfermedades como la gingivitis.

Pero el sarro no solo es un problema para nuestra salud, también afecta a nuestra estética afeando la sonrisa y dando sensación de suciedad y falta de higiene en nuestra boca.

Duración: Entre 20 minutos y 1 hora.

¿Cuándo puedes comer? Inmediatamente.

¿Qué es la periodoncia?

La periodoncia es una rama de la odontología que estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y condiciones que afectan los tejidos que dan soporte a los dientes y muelas (encía, ligamento periodontal, cemento radicular y hueso alveolar.

La enfermedad gingival suele estar causada por la acumulación de placa bacteriana. La mejor forma de eliminarla es cepillando los dientes dos veces al día. Sin embargo, por muy bien que te limpies los dientes siempre hay zonas de difícil acceso y no siempre es suficiente. La limpieza dental profesional es el mejor arma de prevención.

¿Por qué enferman nuestras encías?

La alteración del equilibrio de las bacterias que habitan de forma natural en nuestra boca y la acumulación del placa bacteriana o sarro pueden producir la inflamación y el sangrado de las encías, dando lugar a enfermedades de las encías.

Los sintomas más frecuentes por los que debes acudir a consulta son:

  1. Mal aliento (halitosis)
  2. Encías que presentan un color rojo brillante o rojo purpúreo.
  3. Encías que tienen aspecto brillante.
  4. Encías que sangran con facilidad (con el cepillado o al usar el hilo dental)
  5. Encías que pueden ser sensibles al tacto, pero por lo demás no duelen.
  6. Dientes flojos.
  7. Encías inflamadas.

El sarro y la placa

Imagen
sarro

Seguro que has odio de tu dentista las palabra sarro y placa. ¿Pero sabes exactamente lo que significan? Para evitar la aparición de enfermedades en nuestros huesos y encías es necesaria una adecuada higiene dental, cuando esta no se produce se pueden formar la placa y el sarro.

Sarro 

Cuando la placa no se retira de forma regular con el cepillado y la limpieza profesional, sobre ella se depositas minerales y se forma el sarro, (también denominado cálculo o tártaro dental). El sarro también aparece  en el borde y debajo de las encías y puede irritar los tejidos gingivales.. El sarro proporciona a la placa una superficie más extensa donde crecer y más pegajosa donde adherirse.

Se produce inflamación que hace que entre la encía y los dientes se formen “bolsas” o huecos que se llenan a su vez de más sarro y de placa. La inflamación continua lleva al daño de los tejidos. Debido a que la placa contiene bacterias, es probable que se presente infección y también se puede presentar un absceso (acumulación de pus) dental.

Placa bacteriana

La placa bacteriana es una capa incolora, de textura pegajosa que compuesta por bacterias y azúcares, que se forma y adhiere sobre nuestros dientes. Es la principal causa de las caries y de enfermedad de las encías.

Para evitar la progresión de la enfermedad es fundamental la detección precoz y visitar al dentista siempre que exista sangrado de encías.

Enfermedades más frecuentes 

Las dos enfermedades más frecuentes de nuestras encías son (en orden de gravedad): la gingivitis y la periodontitis.

Gingivitis

Gingivitis: Es la inflamación superficial de la encía. Su principal señal de alerta es el sangrado (al morder o al cepillarnos los dientes). Se trata con una limpieza profesional y una adecuada higiene oral a diario. Si no se frena, puede progresar hacia la periodontitis.

Periodontitis 

La periodontitis es la inflamación profunda de la encía y el resto de tejidos que sujetan al diente. Puede estar focalizado en algunas zonas o afectar a toda la boca. Si no se trata puede provocar la pérdida dental.

En sus estados iniciales no suele causar dolor, pero siempre se produce sangrado con el cepillado, al morder o a veces espontáneamente.

La periodontitis es la causa principal de la caída de los dientes en los adultos.

El tratamiento de la periodontitits es la eliminación mecánica de la placa bacteriana y  el sarro, mediante limpieza exhaustiva de las superficies contaminadas, ya sea sin levantar la encía (raspaje) o despegando la encía alrededor de los dientes tratados (microcirugía periodontal).

La gingivitis se trata mediante la limpieza profesional y la periodontitis mediante raspado y alisado radicular.

En la siguiente imagen vemos como progresa la enfermedad desde el diente sano (1) a la gingivitis (2) y por último a la periodontitis (3).

Imagen
gingivitis-periodoncia

El tratamiento de la periodontitits es la eliminación de la placa bacteriana y el sarro, mediante limpieza exhaustiva de las zonas afectadas, ya sea sin levantar la encía (raspaje) o despegando la encía alrededor de los dientes tratados (microcirugía periodontal)

La gingivitis se trata mediante la limpieza profesional y la periodontitis mediante raspado y alisado radicular.

 

Imagen
mal-aliento

Mal aliento 

Uno de los signos más comunes de la enfermedad periodontal es la halitosis o mal aliento. Gracias a este tratamiento también mejoraremos esta condición.

La enfermedad periodontal es crónica, pero gracias a un adecuado tratamiento evitaremos la pérdida de dientes. Por ello, es muy importante que el paciente periodontal acuda a revisiones de control cada seis meses. Para evitar la progresión de la enfermedad es fundamental la detección precoz y visitar al dentista siempre que exista sangrado de encías

Imagen
limpieza-dental-profesional

Limpieza dental profesional

La limpieza dental profesional es imprescindible para mantener la salud de tus encías.

Más información sobre la limpieza dental.