¿Por qué es necesario ponerse un implante si falta un diente?

Cuando pierdes un diente, además del aspecto estético puede verse comprometida la funcionalidad de la masticación.

Imagen
implante-dental-madrid

¿Qué ocurre cuando se pierde un diente?

Lo que más te llama la atención cuando pierdes un diente, es el cambio que se produce en tu boca al sonreír o hablar. Dependiendo de la posición de la pieza pérdida puedes tener dificultades para cortar o masticar los alimentos.

Pero además, cuando el hueso maxilar(el que sustenta tus dientes) no percibe el estímulo de la raíz de un diente, empieza a reabsorberse y provoca que el resto de piezas dentales próximas de muevan puesto que estas tienen tendencia a aproximarse. Esto puede dificultar aún mas la capacidad funcional en la masticación.

La colocación de un implante dental detiene el proceso de pérdida de hueso alveolar y sus consecuencias.

Además cuando falta el diente, se produce en la masticación un impacto directo entre el alimento y la encía que resulta molesto y nos hace masticar siempre por el otro lado, sobrecargando la articulación.

La aparición de espacio en nuestra boca puede además provocar la acumulación de alimento (con la aparición del mal aliento) y propiciar la aparición de la caries dental o la acumulación de otras bacterias.

Reponer la pieza pérdida la antes posible previene la aparición de complicaciones y nos devuelve una óptima capacidad de masticación.

Más información sobre los implantes dentales.

Imagen
implante-hueso

Posponer la colocación de un implante puede dificultarlo debido a la reabsorción progresiva del hueso que se produce con el tiempo.

¿Tienes dudas? Contacta con nosotros