Ansiedad dental o miedo al dentista

El miedo al dentista o la “ansiedad dental” supone un problema cuando hay que someterse a un procedimiento odontológico o microcirugía estética periodontal.

Imagen
Detalle de chica asustada

¿Qué es la ansiedad dental?

Es un estado psicológico, desagradable para el paciente, que cursa con nerviosismo. Puede aparecer con el simple hecho de pensar en tener que acudir a la consulta. En casos más graves puede aparecer miedo o fobia.

El origen de este trastorno puede estar en malas experiencias anteriores con el dentista, pero en muchas ocasiones no parte de una mala y es algo que se produce de forma inconsciente y difícilmente controlable.

La ansiedad dental es un problema para el paciente pero también lo puede ser para el odontólogo y dificulta o incluso imposibilita cualquier tratamiento o cirugía. 

Si tienes miedo cuando vas al dentista o te pones nervioso con este tipo de tratamientos, no te preocupes, disponemos de un servicio de sedación consciente que te mantendrá relajado durante todo el proceso. Así tu visita al dentista será una experiencia agradable.

¿Cómo se trata?

Si eres de esas personas que se ponen nerviosos cada vez que visitan al dentista, te podemos hacer algunas recomendaciones:

  • No tomes antes café, té o bebidas que puedan ser excitantes.
  • Lee mientras esperas a ser atendido.
  • Comunica a tu dentista u odontólogo cómo te sientes, tus miedos y preocupaciones.
  • Acuerda una señal para parar el tratamiento si te encuentras mal, por ejemplo, levantar una mano.
  • Escucha música antes del tratamiento, o incluso si te lo permite el odontólogo, durante el mismo.
  • Realiza técnicas de respiración.
  • Imagina que estás en un lugar feliz (mar, montaña, con amigos, de compras…)
  • Acude a dentistas con experiencia. Ellos sabrán transmitirte que estás en buenas manos.

Sedación consciente

Pero si todo lo anterior no es suficiente o simplemente quieres transformar una mala experiencia en algo repetible, te ofrecemos la sedación consciente.

La sedación consciente consiste en la administración de un medicamento que te mantendrá tranquilo y relajado pero podrás atender las “ordenes” de tu dentista. Si optas por esta solución deberás venir a consulta acompañado para que después puedan acompañarte a casa.